El modo de dar una vez en el clavo es dar cien veces en la herradura.

Miguel de Unamuno